Photography

Belgrade

 

Chamonix

Desde que leí Eiger Dreams de John Krakauer no me saqué de la cabeza la idea de ir a Chamonix. Este pueblo y los pueblos de alrededor son el nido de los aventureros y los deportistas extremos.

El camino en tren para llegar desde Milán fue lo más hermoso que me ha tocado ver de la naturaleza. Por todos lados están los Alpes y los bosques son interminables.

La gente, los bares, los senderos para hike y las vistas desde las alturas no tienen precio. Definitivamente mi lugar favorito de esta tierra.

 

Hassan y Mama (Bereberes)

Hassan y su mamá, Mama, son bereberes nómades que viven en la mitad de la nada, solos. Antes vivían con el papá de Hassan, pero murió.

Dependen de turistas y otros bereberes que les traen comida y les mueven un poco el día tranquilo y monótono.

 

Plitvice Lakes

Al sur de Zagreb, la capital de Croacia, se encuentra este lugar denominado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Una maravilla natural que me dejó atónita

Burano

A pesar de haber ido dos veces a Venecia antes, nunca había escuchado de Burano. Para llegar hay que tomar un vaporeto.

Caminar por esta isla es un requisito para cualquiera que vaya a Venecia, porque aunque no haya mucho pasando, las casitas con sus colores, los puentes y los botecitos son preciosos y únicos.